Adelanto de La orquesta del Titanic

La llegada del nuevo disco de Sabina y Serrat es inminente, en una semana ya lo tendremos a la venta. Sin embargo, se han encargado de ir saciando la sed de muchos de sus fans ofreciéndonos con cuentagotas pequeños fragmentos del mismo. En diciembre, se vistieron de reyes magos y en navidad nos regalaron con un villancico y un single. En enero nos aliviaron la cuesta con otros dos nuevos temas del álbum, y finalmente en febrero llegará el disco completo.

Los dos primos han grabado una entrevista en la que cuentan un poco como ha sido el proceso de grabación del disco, al que han decidido bautizar "La orquesta del Titanic". Afirman que se trata de una metáfora de lo que está pasando en la actualidad. Mientras el mundo se hunde cada vez un poquito más, ellos se van de gira. Yo añado a esa reflexión, que menos mal que hay orquestas que se resisten a dejar de tocar por muy feo que se ponga el panorama. Muy necesitados están nuestros oídos de escuchar cosas agradables, sobre todo ahora que están expuestos al ruido continuo del día a día.

Otro aspecto interesante es el hecho de que Serrat era un maestro y un ídolo para Sabina, cuando éste último cantaba por los metros londinenses. Joaquín afirma que para él ha sido todo un privilegio poder entrar en la sala de máquinas del Nano y descubrir como trabaja el hombre que hizo de Mediterráneo una de las mejores canciones de todos los tiempos. ¡Cuántos de nosotros pagaríamos por ver como Sabina compone sus canciones! 

Os dejo con la entrevista completa donde ya se pueden escuchar de fondo algunas de las nuevas canciones que en breve tendremos en nuestras manos. 


Bombín de oro

Ayer se cumplieron 100 representaciones del musical de Sabina "Más de 100 mentiras", musical que tengo marcado en rojo en mi listas de cosas importantes a realizar. Con la de historias que se cuentan en cada una de las canciones de Sabina, hilar una tras otra sólo puede tener como resultado un gran cuento. Un cuento urbano, en los que los príncipes azules se convierten en hombres del traje gris y las princesas se llaman Magdalena o Soledad. Donde el hechizo o se acaba a las 12 de la noche, más bien empieza a partir de esa hora. 

El propio Joaquín les entregó el bombín de oro, un galardón muy sabinero. Aparte del centenar de funciones, acaban de lanzar un disco con todas las canciones del musical. Canciones que se pueden escuchar desde la página oficial del musical.  Siendo fieles a las letras de Joaquín, tarea de la que se ha encargado de revisar el gran Pancho Varona, resulta bastante curioso ver como se han adaptado a la perfección al estilo de un musical.

Espero que este centenar sea sólamente el primero de otros muchos, y cuando pueda tener el placer de verlo en directo ya haré una entrada especial para este espectáculo. Seguramente Joaquín no podía imaginarse cuando estaba escribiendo Pongamos que hablo de Madrid, que décadas después su bombín presidiría la Gran Vía Madrileña.

top
Google Analytics Alternative