Sabina Versionado VIII

Retomo la sección de Sabina Versionado, y aprovechando los últimos conciertos que Joaquín ha dado en tierras mexicanas; le concedo el protagonismo de la entrada a una cantautora mexicana. 
Seguramente si en un juego de estos de adivinar cosas, nos dieran una tarjeta que pusiera México, Sabina y Mujer, todos diríamos que se trata de Chavela Vargas. Pero no, en este caso no voy a hablar de la íntima amiga de Joaquín, si no de alguien más cercano a nuestro tiempo. 

Me estoy refiriendo a Julieta Venegas, que participó en el disco “Entre todas las mujeres” en el que varias voces femeninas cantaban canciones del flaco. Ella aportó su granito de arena haciendo una versión muy particular de Corre dijo la Tortuga. Digo muy particular, porque quizá sea el calificativo que mejor define a esta artista. 

En la actualidad, tenemos tal cantidad de artistas y de canciones nuevas que hay muchas veces que somos incapaces de distinguirlas. Esto no ocurre con Julieta, tiene un estilo muy definido y es difícil imitarla. Es algo de agradecer, sobre todo ahora que parece que todo el que quiere ser algo tiene que dar una serie de pasos muy específicos. Aparecer en tal o cual programa o salir de portada en cierta revista, protagonizar varios cambios radicales de look, hacer declaraciones explosivas… 

La verdad es que yo, personalmente, jamás he visto algo así en la mexicana. Lo que si he visto son canciones muy armoniosas, videoclips muy agradables y simpáticos y una discreción absoluta por su parte en temas personales. También ha conseguido introducir en el panorama musical algunas canciones, a las que yo considero bandera. Que parecen están hechas expresamente para una misión muy concreta. Me estoy refiriendo a la canción “Me voy”, ¿cuántas veces no la habremos utilizado para musicalizar una despedida?.

Recientemente ha sacado nuevo single, lo que demuestra que sigue en buena forma y dispuesta a seguir agradando a nuestros oídos. 

Tercer Premio en el II Concurso de Blogs de la UCLM

Hace unas semanas os anunciaba en una entrada que Pongamos que hablo de Joaquín iba a participar en el II Concurso de Blogs de la UCLM. Pues bien, ahora lo que tengo que anunciar es que he sido galardonado con el Tercer Premio. 

Personalmente, es para mí una gran satisfacción ver que con tan sólo un año de vida, este blog ya se ha ido haciendo un huequecito en las preferencias de algunas personas. En varias ocasiones me han preguntado la razón por la que dedicaba tanto empeño en esta labor. Los más cercanos saben que mi admiración por Sabina es absoluta, pero aún así, se suelen extrañar de que haga todo esto "por amor al arte". Supongo que  resulta extraño en un mundo donde todo se mide, se pesa y se le pone un precio.

La respuesta sobre mis principales motivaciones a la hora de realizar este blog, ya la dije en la anterior entrada; intentar ofrecer algo distinto a lo que estamos acostumbrados a ver cuando ponemos el nombre de nuestro artista favorito en el buscador de Internet. En este sentido tengo que reconocer que Sabina facilita muchísimo las cosas, porque desprende arte por los cuatro costados con un legado musical y literario maravilloso. Con un motor así, se puede llegar a cualquier lado. 

Sólo me queda agradecer al jurado del concurso que se hayan fijado en este rincón y prometer que seguiré "sabineando" con la misma ilusión con la que empecé.

Y si amanece por fin


Seductor, uno de los calificativos que mejor retratan la figura de Sabina. Su larga lista de conquistas lo pueden certificar, y gracias a ellas, tenemos una extensa colección de canciones de amor (o desamor como a él le gusta llamar). Decir las palabras mágicas en el momento preciso, ahí es donde radica la delgada línea que existe entre el éxito y el fracaso. Porque una cosa es tener la habilidad de seducir, y otra muy distinta es tenerlo todo para seducir. En el mundo actual, una buena tarjeta de crédito lo tiene todo para ganar cualquier batalla que se le presente. Afortunadamente tenemos a gente capaz de sobreponerse a todo eso a base de arte, y el flaco de Úbeda es el ejemplo perfecto. 

En esta canción se recogen muchas situaciones que se nos presentan y ante las que no sabemos muy bien como reaccionar. Hay factores que siempre están presentes y nos atenazan a la hora de tomar una decisión, de afrontar un problema. En esas décimas de segundo, huir parece la solución más sensata; pero lo único que haces es ganar tiempo para lamentarte posteriormente, cuando ya no hay solución. Hacer lo que se supone correcto en muchas ocasiones sólo te da quebraderos de cabeza.
“Y si amanece por fin y el sol incendia el capó de los coches,
baja las persianas,
de ti depende, y de mí, que entre los dos siga siendo ayer noche,
hoy por la mañana.”
Dice el refrán que dos no se pegan si uno no quiere, si lo pudiéramos adaptar a los temas sentimentales, deberíamos decir que "dos no se aman si uno no quiere intentarlo”. La cabeza muchas veces ejerce su poder absoluto sobre el corazón, y se suelen dejar de pasar ocasiones de oro que probablemente no se vuelvan a repetir. La complicidad y el cobijo de la noche contrasta directamente con la luz cegadora del Sol que irrumpe sin pedir permiso en la habitación. Esa luz, esa exposición al mundo exterior es a lo que muchos temen, siempre resulta más fácil esconder la cabeza que encararse de frente.
“Olvídate del reloj,
nadie se ha muerto por ir sin dormir
una vez al currelo.
¿Por qué comerse un marrón,
cuando la vida se luce poniendo ante ti
un caramelo?.”
Siempre se dice que ser responsable es una virtud, pero siendo honestos, las cosas de las que luego fardamos delante de los demás suelen ser de irresponsabilidades. El anecdotario particular de cada uno suele estar salpicado de las veces que nos liamos la manta a la cabeza, no de cuando cumplimos a rajatabla con nuestro deber. Nadie leería la biografía de una persona que jamás se haya salido de una línea marcada. Los grandes genios de la historia siempre son personas excéntricas de un modo u otro. Desviarte del camino que se supone que debes seguir puede llevarte a un mundo lleno de oportunidades que ni si quiera podrías imaginar. Sin embargo, por regla general estamos tan acostumbrados a comernos los marrones, que ni nos damos cuenta de los caramelos que nos ponen delante de las narices.
“El tiempo es un microbús
que sólo cruza una vez esta breve
y absurda comedia.
Y yo no soy Mickey Rourke
ni tú Kim Bassinger, ni tengo nueve
semanas y media.”
La referencia cinematográfica a la película Nueve Semanas y Media, nos mete de lleno en las relaciones de amor del séptimo arte. Suelen ser idealizadas, y no se por qué, siempre hay un sentimiento colectivo de que deben terminar siendo felices y comiendo perdices. ¿Por qué luego no lo llevamos a la práctica en la vida real?. ¿Por qué siempre estamos muy ocupados como para pensar en ser felices?.
“La buena reputación
es conveniente dejarla caer
a los pies de la cama.
Hoy tienes una ocasión
de demostrar que eres una mujer
además de una dama.”
Este último fragmento es la joya de la corona de esta canción. No se puede ser más directo a la par que sutil. Decir lo que muchos pensamos pero ninguno somos capaces de expresar. En la intimidad se suele ser más auténtico que de cara al público, cuando nos libramos de las ataduras que nos impone la sociedad “justa y correcta”. Como se suele decir, “El movimiento se demuestra andando”. O como diría Sabina…”Se demuestra cantando”.
“Anda, deja que te desabroche un botón;
que se come con piel la manzana
prohibida.
Y tal vez no tengamos más noches
y tal vez no seas tú
la mujer de mi vida.”
Siempre se recuerdan más los trenes que no pudimos coger, los que se nos escaparon o dejamos escapar. Hay personas que siempre necesitan un empujoncito para decidirse por algo. No todo el mundo es de espíritu aventurero, es más, hay muchos que son anti-aventureros; se resignan a aceptar que su vida no cambiará un ápice y que el éxito es un coto privado de algunos privilegiados. Y tal vez tengan razón, y tal vez sea una pérdida de tiempo ser un iluso…Pero tal vez no. Nunca sabes lo que te puedes encontrar al doblar la esquina. Es algo tan verídico como tópico. Para finalizar, siendo sinceros, ¿a quién no le apetece morder de la manzana prohibida?. Pero, ¿cuántos se atreven?. 

II Concurso de Blogs de la UCLM

"Pongamos que hablo de Joaquín" participará en el II Concurso de Blogs de la UCLM. En cierto modo me siento en deuda con la Universidad, ya que el empujón definitivo a la realización de este blog me lo dio una asignatura que cursé el año pasado. Así que espero que sigan las buenas relaciones, y para ello he decidido presentarme a dicho concurso. 

A los concursos siempre se presenta uno con la intención de ganar, de ganar algo para sí mismo. En esta ocasión yo espero que los que ganen sean los lectores que descubran este sitio, los lectores que aprendan algo nuevo de Joaquín, o incluso lo descubran. Mucha gente "sabe quien es" Sabina, pero no hay tantos que lo conozcan. Esa es la labor que llevo desempeñando durante este último año, dar a conocer aspectos que solemos pasar por alto de los artistas y de sus canciones.

Bueno, de momento esto es todo, a lo largo de este mes se sabrá la resolución; así que, como suelen decir, "Que Dios reparta suerte". Si no resulto ganador, ya tendré la excusa perfecta para escribir sobre la canción "Nacidos para perder".

Regalo de Cumpleaños

Justamente un día como hoy, 1 de abril, hace un año comenzaba la andadura de este blog. Supongo que al igual que la mayoría de los proyectos, comenzaba con mucha ilusión y muchas dudas. Una ilusión propia de alguien primerizo en estas lides, y multitud de dudas sobre como abordar el torbellino de ideas que me rondaban la cabeza. 

Tras un periodo de adaptación por fin llegué a un acuerdo conmigo mismo sobre lo que pretendía con esto y el patrón que me iba a marcar. Estaba demasiado harto de que cuando pusiera el título de una canción en nuestro querido amigo Google, únicamente me aparecieran referencias a páginas en las que estaban la letra (con más o menos errores) de la canción en cuestión. Esto es aceptable para aquellos artistas que tienen una máquina de singles en su casa, y con darle vueltas al rodillo se aseguran un par de meses de éxito veraniego. Pero creo que alguien como Joaquín Sabina que ha servido de inspiración para muchos artistas, de terapeuta ocasional para muchos desengañados y como tema de conversación para numerosos fans; se merecía algo más. Sé que esto puede sonar a pretencioso, nada más lejos de la realidad; yo siempre he dicho que aquí expongo mi punto de vista sobre sus letras, que sea más o menos acertado forma parte de la opinión de los lectores. La grandeza de una obra de arte reside en la multitud de interpretaciones que puede tener, teniendo todas ellas como denominador común la admiración sincera. 

Durante muchos años he tenido que responder a la eterna pregunta: ¿Pero por qué te gusta tanto este artista?. Conseguir dar una respuesta clara, concisa y convincente es una tarea bastante compleja. La realización de este blog me ha ido sirviendo para conseguir responderla, incluso a mí mismo.  También pienso a veces que puedo hacer como los gallegos, y responder a una pregunta con otra pregunta, en ese caso sería: ¿Y por qué no te gusta Joaquín Sabina?. 

Mi teoría es que hay artistas que hacen canciones para ser oídas y otros que las hacen para ser escuchadas. Las primeras se convierten en éxitos rápidamente, llegando a ser los tonos de llamada más descargados y las más bailadas en las discotecas. Sin embargo, se olvidan fácilmente, no dejan nada reseñable para recordarlas, están cortadas bajo el mismo patrón. Por contra, las segundas son perennes, no pierden vigencia por mucho que pasen los años y los arreglos musicales evolucionen de manera espectacular. El mensaje no se pierde, el núcleo se mantiene intacto, todo lo demás son fuegos de artificio que las hacen más agradables al oído; pero donde son verdaderamente útiles es en el cerebro. 

Suelo comentar en mi círculo más íntimo, que llegará un día en el que señores como Sabina o como Serrat, vendrán en los libros de literatura y los niños los estudiarán en los colegios, si es que siguen existiendo (los colegios y la literatura). Como el futuro es algo incierto, yo he querido hacerlo ya, por eso cada semana intento desgranar, con mis limitados medios, esas maravillas que nos ha ido dejando a lo largo de su extensa carrera musical. 

Como en todo cumpleaños que se precie, los regalos nunca pueden faltar. En mi caso particular, el regalo que le he hecho al blog ha sido una remodelación total en su apariencia. He cambiado por completo la plantilla, haciéndola más cómoda a la vista, y dándole un poquito más de color. Eso sí, sin perder aquellas pequeñas cosas que lo convierten en una habitación más de mi casa. 

Por último, sólamente quiero agradecer a todos los lectores. A los que llegaron casi forzados por hacerme un favor en forma de visita, a los que llegaron recomendados por alguien, a los que aparecieron casi por casualidad y decidieron quedarse, a los que asiduamente se pasan por aquí para ver que me cuento de nuevo... Y sobre todo, a todo aquel que gracias a este humilde rincón descubrieron algo nuevo sobre Sabina, con haber conseguido esto, mis 75 entradas actuales ya se sienten más que útiles. 

¿Nos veremos en otro mes de abril?
top
Google Analytics Alternative