Violetas para Violeta


Estamos ante una de esas canciones que, me atrevo a decir, muy poca gente conoce de Sabina; de hecho yo la descubrí hace muy poco tiempo. Se trata de Violetas para Violeta, y he decido ponerla en este momento porque hace unos días murió una cantante argentina llamada Mercedes Sosa que la interpretó a dúo con Joaquín. La canción es a su vez un homenaje a otra cantautora sudamericana, Violeta Parra.

A modo de homenaje, me gustaría hablar un poco de Mercedes Sosa, aunque debo confesar que apenas la conocía hasta que encontré esta canción. “La negra Sosa” está considerada como una de las principales cantantes de Argentina, y tocó palos tan diferentes entre sí como el tango, el pop y el rock. Sus inicios musicales estuvieron muy centrados en la música folklórica argentina. Poco después lanzó, junto con su esposo,  el Movimiento del Nuevo Cancionero, con el que venció a muchos prejuicios artísticos, culturales e ideológicos.

Su consagración y posterior éxito tuvo lugar entre los años 1965 y 1975. Sin embargo a partir de esa época la situación política de Sudamérica se volvió en su contra, por un lado Pinochet dio un golpe de estado en 1973, y por otro en su Argentina natal lo dio Videla en 1976. Mercedes se había declarado simpatizante de Perón, y estaba afiliada al partido comunista, por lo que fue incluida en las listas negras del gobierno rápidamente.

Pese a ello siguió en el país hasta que en 1978 en un concierto en La Plata fue cacheada y detenida en el propio escenario, además el público asistente fue arrestado. Finalmente se exilió en 1979 y vivió en París y Madrid. Volvió al país en 1982, a pesar de que la dictadura aún seguí vigente, por lo que tuvo que volver a exiliarse para regresar definitivamente en 1984.


Ya en la década de los 90 se consagró como una gran artista a nivel internacional y fue conocida como “la voz de América”. Su último trabajo se llama Cantora y es una recopilación donde podemos encontrar 34 dúos con diversos artistas, entre los que se encuentra Sabina y esta canción. Finalmente falleció el 28 de Septiembre de 2009 a la edad de 74 años.

Como ya he comentado, esta canción está dedicada a la cantautora chilena Violeta Parra. Al empezar a escribir la entrada comentaba que esta canción era muy poco conocida, pues bien, acabo de ver el listado de las canciones del nuevo disco de Sabina, y aparece como bonus track esta canción; por lo tanto va a dejar de ser semi-desconocida.
“La página de sucesos
del Mercurio y la Estafeta
entre dietas para obesos,
chismes y falsos profetas,
confirmaba que sin besos
se marchitan las violetas”.
El inicio de la canción es muy literario, ya que para transmitir la noticia de la muerte de Violeta Parra utiliza la figura del periódico y el juego de palabras que le permite realizar el nombre de la chilena. La verdad es que para narrar los sucesos de la vida de un artista no hay otra forma mejor que tirar del propio arte.
“Maldigo del alto cielo,
que nos expropió su canto,
sus décimas, su pañuelo,
su quinchamalí, su llanto,
viola de chicha y pomelo,
cacerolas del espanto”

Siempre se suele decir que se mueren los mejores, y es lo que Joaquín nos quiere recordar en este fragmento. Además hace un recorrido por todos aquellos elementos que caracterizaban a Violeta Parra. Esta canción cuenta con un vocabulario bastante especial ya que usa multitud de términos propios de Chile, algo muy utilizado en otras canciones de Sabina; por ejemplo en Dieguitos y Mafaldas podemos encontrar una gran cantidad de términos argentinos.
“Lo dijo Violeta Parra,
hermana de Nicanor,
por suerte tengo guitarra
y sin presumir de voz,
si me invitan a una farra
cuenten con mi corazón.”
La frase que aparece en este fragmento, perteneciente a la propia Violeta tal y como nos dice Sabina; es perfectamente aplicable a él. Mucha gente que conoce a Sabina de una forma muy ligera siempre te dicen lo mismo, siempre critican el estado de sus cuerdas vocales. Yo lo considero muy meritorio, ya que si alguien es capaz de triunfar en el mundo de la música adoleciendo problemas en su instrumento principal, que es la voz; se debe a que realmente es muy bueno. No voy a negar que a Sabina se le ha ido empeorando la voz progresivamente, pero podemos estar tranquilos porque su arte ha ido creciendo cada vez más. Sin embargo cualquier otro cantante que tenga una voz exquisita siempre dependerá de que alguien le escriba buenas canciones, y eso nunca se puede asegurar. Pienso que los Sabineros en este sentido estamos asegurados de por vida.
“Más sola que una maleta,
olvidada en la Gran Vía,
desde que se fue Violeta
enlutando la poesía,
se ensañan con los poetas
las faltas de ortografía”
Este es otro de los fragmentos que me gustan especialmente de esta canción, ya que expresa de una forma brillante el vacío que queda cuando un artista de los grandes nos deja. Es como si todos nos quedáramos huérfanos y desvalidos, especialmente para los “compañeros de profesión” que sienten haber perdido el referente que les servía de guía para sus creaciones. La última frase es genial, que las faltas de ortografía se ensañen con los poetas es poco menos que la puntilla para el arte de la literatura.


4 comentarios:

Charles Manson dijo...

Sabina siempre genio

ArtEvanthia dijo...

Hermoso tema , dos grandes cantando, mezclando letras de Violeta en la cancion dedicada a ella.

Anónimo dijo...

No cabe dúda que si alguien sabe manejar el mensaje literario es Sabina. Lo mismo te cuenta una novela negra como en la canción: el caso de la rubia platino; como el sentido figurado que usa en la canción que comentas arriba: violetas para Violeta ó el mismo caso para la canción dedicada a su Jimena. Atte. Oscar González

Monica Velazco dijo...

Qué belleza de tema, qué analogías y metáforas. Justo acabo de escribir una de las frases de esta cancón en una foto de Sabina. Y qué suerte la mía haber encontrado el blog. Saludos!

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios. NO es necesario estar registrado para comentar, simplemente seleccionando nombre/url y poniendo un nombre a su libre elección podrán hacerlo.

top
Google Analytics Alternative