Quien te lo iba a decir


La tónica general es que sea Joaquín el que dedique canciones a sus amigos más íntimos o a sus personajes más apreciados. Sin embargo, en este caso nos encontramos con una canción que han compuesto para él, dedicada a su persona, describiendo a la perfección hasta los más pequeños detalles. El encargado de tan fabuloso trabajo no es otro que Juan Valderrama, el hijo del ilustre Juanito Valderrama, y la canción se titula Quien te lo iba a decir.

Como toda buena biografía empieza por los orígenes del personaje en cuestión, en nuestro caso nos lleva a las raíces de Joaquín, que no son otras que las tierras andaluzas, de Jaén para más señas y más concretamente en la ciudad de Úbeda. Es por eso que la canción comienza haciendo referencia a los olivares, básicos en cualquier paisaje jienense.

En tus ojos habitan olivares
De tierra cenicienta es tu garganta
Morada habitual de las verdades
Que sólo son verdad si tu las cantas

Continúa describiendo a la perfección las arrugas de la voz de Joaquín, esa misma voz que casi siempre escupe verdades a la cara y cuyas letras sólo suenan bien cuando es él quien las canta, porque una voz limpia y delicada quizás no tenga la misma convicciónni la misma determinación.

Cigarra de la acera incomprendida
Juglar de la derrota incorregible
Guitarra callejera de la esquina
Cara de sacristán, verso terrible

En el cancionero de Sabina siempre nos encontramos con multitud de personajes protagonistas que son perdedores, incomprendidos, rebeldes, compañeros de la soledad y la derrota...en fin son unas canciones muy de la calle, muy comunes y muy transportables a la realidad que nos toca vivir. El verso terrible de Joaquín es justo lo que le hace distinto de los demás, la capacidad de desmontarte con un verso, de dejarte un rato largo pensando acerca de él para después acabar convencido de que es la mejor forma para describir algo y que a la vez nunca se te hubiera podido ocurrir a ti ni si quiera imaginarlo.

Quién te lo iba a decir veinte años antes
Banda sonora de los viandantes
De las bocas de metro de Madrid
Quién te lo iba a decir tan poca cosa
Que la Cibeles se iba a poner celosa
Porque ya nunca cantas por allí

Todo lo que he dicho, a continuación Valderrama también es capaz de resumirlo magistralmente en cinco palabras "Banda Sonora de los viandantes", es a eso mismo a lo que me refería antes. Así que poco más me queda por añadir en este aspecto; los mortales necesitamos un párrafo para transmitir una idea los genios se bastan de un verso, que además siempre es bello.

También me gustaría destacar la presencia de la Diosa Cibeles en esta canción. De sobra es sabido que Joaquín es colchonero y que la Cibeles es la fuente de todas las celebraciones madridistas. Por lo tanto aquí tenemos un choque que yo calificaría de sentimientos encontrados, porque no es del todo cierto que Joaquín no cante por ahí...hay una canción preciosa que da fe de ello "A la sombra de un león" que habla de un interno que se escapa de un psiquiátrico y se enamora de la diosa. Supongo que Valderrama se refiere a esto, que hasta la diosa por excelencia de Madrid siente celos de que el mejor poeta de la ciudad no la tenga entre sus oraciones, oraciones deportivas claro está.

Quijote en un mundo de ambiciosos
Azote del poder establecido
Que busca Dulcinea del Toboso
Y se liga a Jimena en el camino
Podrías haber sido, no lo dudo,
Banquero o presidente del gobierno
Pero eres incapaz desde pequeño
De llevarte ni el lápiz que no es tuyo

Valderrama le atribuye a Joaquín el adjetivo de Quijote, y no puedo estar más de acuerdo con él. En realidad yo pienso que todos los artistas, los verdaderos artistas, deben de ser Quijotes, tienen que tener en su mente algo que se escape de la razón de la gente; porque es precisamente a esa gente a la que tienen que deslumbrar, impresionar, convencer en resumidas cuentas. La parte de Sancho ya la encuentran irremediablemente en sus agentes, sus representantes, sus discográficas, sus arreglistas....son ellos los que se encargan de bajarlos a la tierra cuando vuelan demasiado alto.

Lo de azote del poder establecido yo lo atribuyo a que Joaquín no ha tenido nunca reparos en mostrar públicamente su ideología política y existencial, con el riesgo que eso puede tener para un personaje público. En mi opinión esto no es algo que haya ocurrido con Sabina, ya que entre su público no es dificil encontrar mentalidades radicalmente opuestas a la suya que se rinden ante la evidencia de sus letras; de hecho el alcalde de Madrid que más reconocimientos públicos le ha otorgado a sido Alberto Ruíz Gallardón. La verdad que esto es algo se echa de menos en los nuevos artistas, suelen ser bastante herméticos respecto a sus pensamientos, es mucho más complicados conocerlos en profundidad...como ya he dicho antes, los puedo comprender ya que conlleva algunos riesgos que no todos están dispuestos a correr.

La canción también tiene un guiño para su actual pareja Jimena, la cual tiene una canción dedicada por Sabina como no podía ser de otra forma (Rosa de Lima).

Gitano que regala su talento
A causas que requieren poesía
Veleta que obedece a un solo viento
Sereno de Calle Melancolía
Quevedo con maneras de Bob Dylan
Amigo inseparable de la luna
De acordes y de versos es tu fortuna
Casta y figura digan lo que digan

Finalizamos centrándonos en lo más importante de Joaquín, su arte, su talento, su legado. Como bien dice Valderrama, Joaquín es alguien que no repara en regalar su talento cuando las causas requieren poesía. Si mal no recuerdo una vez que le preguntaron a Joaquín si le dedicaría una canción a Aznar, dijo que jamás, que no le merecería la pena. Esto enlaza con el siguiente verso, donde dice que es una veleta que obedece a un solo viento, yo dudo mucho que Joaquín sea de esos que cambian el rumbo de sus ideas según venga el viento...se trata de un hombre muy íntegro en ese aspecto. Como no podía ser de otra manera, su calle más famosa tiene cabida en esta canción donde a Sabina se le asigna el ilustre empleo de sereno de esa calle, siempre atento para atender a las peticiones de sus vecinos melancólicos, abriendo portales con llaves en forma de canción. Por último, también a poco que se conozca la vida de Joaquín se sabe que es admirador desde siempre de Bob Dylan, de hecho más de una vez se le ha definido como el Dylan español...pero como se trata de un poeta, quien mejor que Quevedo para retratarlo.

Recientemente estamos muy acostumbrados a oir acerca de las fortunas que dejan los grandes genios de la música, y de cómo se pelean sus herederos por sacar tajada...pero la verdadera fortuna de un artista, se comparte con todo el mundo y no es exclusiva de nadie, son sus acordes y sus versos, algo que no morirá nunca.

Para finalizar haré como Valderrama, y resumiré toda esta entrada diciendo esto "Casta y figura digan lo que digan".


1 comentarios:

Balovega dijo...

Hola..espero que estés bien. Hoy paso para desearte unas felices vacaciones, las mías comienzas el 1 y quería darte un besote antes de irme.. Cuídate mucho..nos vemos en septiembre.

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios. NO es necesario estar registrado para comentar, simplemente seleccionando nombre/url y poniendo un nombre a su libre elección podrán hacerlo.

top
Google Analytics Alternative