Pájaros de Portugal


Pájaros de Portugal fue una canción que se recibió, al menos en mi caso, como agua de mayo; ya que se trataba de la primera obra de Joaquín después de pasar su depresión, su nube negra. En esta canción Joaquín nos cuenta una historia verídica, pero desde ese prisma poético que lo diferencia del común de los mortales.

La historia habla de dos jóvenes que hace unos 8 años se fugaron de sus casas de Tarragona, a modo de travesura adolescente, porque querían ver el mar. Durante los días que duró su aventura, el país entero estuvo conmocionado temiendo por su paradero. Su aventura se truncó cuando se llevaron una gran desilusión al ver que el mar no era tan bonito como habían visto en la tele, y regresaron a sus casas, derrotados, asustados... . Hasta aquí la crónica oficial de los hechos, pero cuando aparece la palabra Sabina, de una historia se saca una canción llena de detalles y matices.

Como siempre para comenzar pongámonos en situación, ya sabemos la historia que se nos quiere contar, ahora tenemos que ver cómo se nos cuenta. Joaquín utiliza el símil de los pájaros, quizá para representar esa huida prematura del nido que protagoniza esta pareja, prematura y fugaz todo sea dicho. Como destino colocaremos Portugal, y para darle un matiz mucho más poético, literario y épico quizás los nombres de los dos protagonistas de la historia será Abelardo y Eloísa como esa mítica pareja de la época medieval.

"No conocían el mar
y se les antojó más triste que en la tele
pájaros de Portugal
sin dirección, ni alpiste, ni papeles
Él le dijo “vámonos”
“¿dónde?” le respondió llorando ella.
Lejos del altar mayor
en el velero pobretón de una botella
despójate del añil redil del alma
de largo con camisa
Devuélveme el mes de abril
Se llamaban Abelardo y Eloísa
arcángeles bastardos de la prisa"
En numerosas ocasiones de jóvenes o no tan jóvenes, hemos iniciado alguna aventura que casi antes de empezar sabemos que es muy arriesgada, que está abocada al fracaso, pero nos produce una sensación tan especial llevarla a cabo que no reparamos en ello. Esa euforia frenética que te entra al principio, cuando te sientes invencible, valiente, triunfador por haberlo hecho; y que posteriormente y, en muchos casos, irremediablemente se va convirtiendo en la angustia del fracaso, del "se veía venir", "era una locura","en que estaba pensando... Pero la vida muchas veces se alimenta de esos momentos de euforia. Es mucho más bonito intentar un imposible sin dirección, ni alpiste, ni papeles. Las victorias tienen mucho que lucir, pero poco que contar, los fracasos son mucho más útiles y bonitos cuando el trasfondo es cumplir un sueño.

Estos pájaros, arcángeles bastardos de la prisa, querían conocer el mar...un sueño precioso para todos aquellos que han nacido lejos de la costa, y mas aún para los que en su adolescencia todavía no lo han conocido. Todo aquel que conoció el mar con un poco de consciencia seguro que recuerda ese momento como algo muy especial...y como todo aquello que tienes idealizado quizás un poco decepcionante, siempre se te antojó más triste que en la tele.
"Alumbraron el amanecer muertos de frío
Se arroparon con la sensatez del desvarío
tuyo y mío de vuelta al hogar
qué vacío deja la ansiedad
qué vergüenza tendrán sus papás"
Como ya sabíamos, era una historia con un destino prefijado de antemano, el fracaso. Es en ese momento en el que empiezas a buscar un poco de sensatez en todo lo que has hecho, y como el pasado no se puede cambiar, tienes que aplicarla a solucionarlo. Esa sensatez del desvarío lo único que te produce es vértigo, ansiedad, sentimiento de culpa...en fin es cuando se te viene el mundo encima, cuando todo ese castillo de naipes que habías construido a toda prisa y que se había sustentado sobre unos cimientos tan débiles como son las ilusiones, se derrumba ante tus pies.

"Sin alas para volar
prófugos del instituto y de la cama
pájaros de Portugal
apenas dos minutos, mala fama
luego la Guardia Civil les decomisó
el sudor y la sonrisa
las postales de Estoril, sin posada,
sin escudos y sin Visa
Se llamaban Abelardo y Eloísa"
Seguimos con nuestra historia, nuestros pájaros se nos quedaron sin alas para volar y como consecuencia tuvieron que regresar a todo aquello que abandonaron prematura y precipitadamente, con el rabo entre las piernas, sin posada, sin escudos y sin visa. Sin embargo, como ya he dicho antes, muchas veces en la vida se suceden estos fracasos, y por lo general se les tiene más estima a los fracasados soñadores que a los victoriosos sin contemplaciones. Quizá porque la compasión y la empatía es más bella que la envidia. Es la eterna historia del pequeño que en su intento de hacerse grande se estrella porque sus armas eran mucho más débiles que las de los demás. Siempre contará con la victoria del reconocimiento general, aunque al principio sea difícil de ver, con la perspectiva de los años se valora mucho más.

"Bucearon contra el Everest y se ahogaron
nadie les enseñó a merecer el amparo
de la virgen de la soledad
¡qué pequeña es la luz de los faros!
de quien sueña con la libertad…"
Todo se resume en este último fragmento, una hazaña imposible bucear contra el Everest, dirigida irremediablemente al fracaso de ahogarse. Surgida como la mayoría de las veces de la inexperiencia y complicada de digerir cuando todo se precipita porque nadie les enseñó a merecer el amparo de la virgen de la soledad. Porque los imposibles son en muchas ocasiones muy bellos, muy puros, cargados de buenas intenciones...casi tantas como trabas para conseguirlo...¡que pequeña es la luz de los faros! de quien sueña con la libertad...pero que bonito es soñar, y que bonito es poder contar que soñaste.




8 comentarios:

Arwen dijo...

Me encanta Joaquin desde que tenía 13 años...ja,ja,ja...y ya han llovido unos cuantos otoños...es increíble, ando leyendome en carne viva y es simplente genial.
Muy guapa tu página.

Saludos.
Arwen

PPK dijo...

Hola, de nuevo: ¿la comparaste con "Yeren dos guajes" de Víctor Manuel?
Un afectuoso saludo.

Saavedra dijo...

Hola PPK, sí que la comparé y la verdad es que las dos historias son muy parejas. Muchas gracias por tus descubrimientos, usé el de Serrat y "De cartón piedra" para una entrada. Un abrazo!

Anónimo dijo...

HERMOSO LO QUE ESCRIBISTE.

dfs dijo...

Gran canción. Me ha gustado también mucho el video, con los dos chavales escapando, contentos al principio y derrotados al final. En especial la cara de reproche de ella y de impotencia de él, cuando ve que no puede ofrecerle nada. Curioso: el chico es el responsable de la comodidad y felicidad de la chica. Machismo puro (esto es una ironía).

Anónimo dijo...

Wow! Que buen análisis. Yo también amo esta canción!

Anónimo dijo...

http://mitosyleyendas.idoneos.com/mitologia_medieval/abelardo_y_eloisa/

Anónimo dijo...

POEMA MUY REAL, QUE NOS ENSEÑA A VER LA REALIDAD DE LA ADOLESCENCIA, JUSTO CUANDO QUEREMOS Y SOÑAMOS TANTAS COSAS, ES CUANDO MÁS NECESITAMOS LA EXPERIENCIA, Y EN CAMBIO ES CUANDO MÁS INOCENTES SOMOS

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios. NO es necesario estar registrado para comentar, simplemente seleccionando nombre/url y poniendo un nombre a su libre elección podrán hacerlo.

top
Google Analytics Alternative