De verde botella y oro


A poco que se conozca de la biografía de Joaquín Sabina, se sabe que una de sus grandes aficiones es la tauromaquia. De hecho en su discografía podemos encontrar numerosas referencias al mundo del toreo, o incluso canciones enteras que giran en torno a él como es el caso de "De purísima y oro" donde Manolete es su hilo conductor.

Si hay alguien en la actualidad que se pueda equiparar a Manolete ese es José Tomás, y es por eso que Joaquín le dedica estos versos bajo el título de "De verde botella y oro". El afecto mutuo que se profesan estos dos artistas viene de lejos y no es difícil encontrar registros que así lo demuestren, como versos dedicados por Joaquín a José Tomás o toros brindados por el diestro al poeta.

Con José Tomás ocurre una cosa muy curiosa, se le puede considerar sin tapujos como un crack del toreo, un crack mediático que huye de la prensa, que se niega a entrar en su juego. Es por eso que muchos lo critican sin razón y a mala fe, tal y como dice Sabina en sus versos. Sin embargo eso no le resta un ápice a su arte, ya que consigue algo reservado para esas estrellas de las diferentes disciplinas, el reconocimiento general. Eso es algo que no se puede explicar pero ocurre, todos tendemos insconscientemente a valorar lo bueno, lo que gusta, puedes no tener ni idea de toros, de fútbol, de música, de pintura...que si ves algo realmente bueno lo sabes valorar, o al menos lo sabes distinguir del resto. Eso pasa con José Tomás, verlo torear produce cualquier cosa menos indiferencia, su estilo natural, valeroso, arriesgado a más no poder, y un sinfín más de adjetivos taurinos que mi escaso conocimiento de él me impide añadir.

Ambos recibieron hace un par de meses la medalla de oro de Madrid, ambos llenan plazas de toros hasta rebosar y los dos son únicos e irrepetibles en sus respectivas disciplinas. En un futuro no muy lejano yo, personalmente, no descartaría una futura canción dedicada al de Galapagar por parte del ubetense.
"El verano está que arde,
a hombros se va otra tarde
de julio José Tomás.
Mientras estalla Pamplona,
al cielo de Barcelona
sube el de Galapagar.
La crítica lo discute
porque nunca juega al tute
con la tele y los despachos.
Porque huye del compadreo,
porque reinventa el toreo
ajustándose los machos.
Plumillas enardecidos,
la envidia es un sarpullido
que el corazón envenena.
Paco Camino a mi lado
revivía ensimismado
su juventud en la arena.
Ladran, luego cabalgamos,
sufren porque disfrutamos
su cálida sangre fría.
De verde botella y oro,
cuando rodó el tercer toro
la puerta grande se abría.
Porque respeta su oficio,
porque les saca de quicio
tanto pañuelo en las manos.
Los que cargan al torero
parecen los costaleros
del Cristo de los Gitanos."

1 comentarios:

ordago13 dijo...

Sabina y los toros le pegan mucho¡¡¡

Aunque no naciera en madrid es un hombre en mi opinión muy castizo¡¡¡


Descubri tu blog por casualidad, si quieres pasarte por el mio a escuchar mi programa de radio te estare agradecido:
republica libertaria de las tortugas

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios. NO es necesario estar registrado para comentar, simplemente seleccionando nombre/url y poniendo un nombre a su libre elección podrán hacerlo.

top
Google Analytics Alternative